Palabras en el homenaje a los moteros caídos

Enlaces y temas relacionados con la CONCENTRACIÓN 2012
Avatar de Usuario
Javier64
Venox 500cc
Mensajes:1066
Registrado:Vie May 22, 2009 6:44 pm
Ubicación:Castro del Río
Palabras en el homenaje a los moteros caídos

Mensaje por Javier64 » Lun Jun 18, 2012 9:13 am

Permitidme leeros un post de nuestro amigo Cuatrero que me he tomado la licencia de plasmar aquí porque llega al alma, no se puede decir más con menos palabras:

Aún no recuerdo mi nombre, no recuerdo mi origen; no recuerdo quien soy. Miro por los retrovisores y veo un enorme grupo de hombres y mujeres que me siguen en sus monturas. Suelto el manillar, levanto mi dedo pulgar y un tumulto de sonidos de bocinas y rugidos de motor lo invaden todo. Hago un enorme esfuerzo, pero sigo sin recordar quién soy. Miro mis manos, pero no las veo. Busco mi cuerpo, pero no lo encuentro. Palpo mi casco, pero no lo siento. ¿Quién demonios soy?, ¿Qué hace todo esa gente tras de mí?. Las monturas siguen aullando a la luna, reclamando su espacio en la carretera. Ya no oigo nada, ya no siento su compañía. Miro por el retrovisor y veo que estoy solo en la carretera. Paro y doy media vuelta. Necesito saber dónde están mis compañeros de viaje. Necesito saber quién soy. Ya los veo, están todos parados en un parking vacio. Han formado un círculo con sus monturas. Todo está oscuro y en silencio. Alguien pronuncia mi nombre y me da las gracias por protegerlos en la carretera. Ya recuerdo quién soy. Levanto mi dedo pulgar y las monturas comienzan a rugir. Cada uno lleva una bengala en la mano que arroja al centro del círculo. El canto de los motores desaparece. Ya no oigo nada, pero siento su compañía. Intento decirles que nunca estarán solos, que siempre les protegeré en la carretera. No logró oír mi voz, pero creo que mis compañeros de viaje sí. Comienzan a aplaudir, arrancan sus motores y continúan el viaje. Ya recuerdo mi nombre, ya recuerdo mi origen, ya recuerdo quien soy. Me llaman el motorista caído.

Amigos, hagamos rugir nuestros motores, encendamos el cielo con nuestras ráfagas, que nuestras monturas brillen más que las estrellas: homenajeemos a nuestros amigos.
Socio número 238

Responder